Último pleno prevacacional

Ayer jueves 27 de julio, se celebró el último pleno ordinario antes de las vacaciones veraniegas presidido por la alcaldesa Silvia Fernández y ante un sala prácticamente al completo.

Los primeros enfrentamientos entre gobierno y oposición surgieron en el primer punto del día, en el cual, se renovaba de forma oficial el cargo de personal eventual que ostentaba Sonia, cargo de confianza que servió al exalcalde popular Carlos Velázquez, durante cerca de 6 años.


Puesto de confianza, que en esta legislatura ocupará Beatriz Rodrigo, miembro de la lista que el Psoe presentó para las elecciones municipales. Las discrepancias surgieron tras las acusaciones del Partido Popular de ser un puesto criticado por los socialistas durante su oposición la pasada legislatura, que menospreciaban catalogándola de “la fotógrafa” y ahora renovaban. Además, “los populares” puntualizaban que, la nueva cargo de confianza, “va a recibir 14 pagas de 1640€ por 3 horas y media de trabajo al día”.

Por su lado Arancha, portavoz en el pleno del Psoe, explicó que Beatriz tiene los conocimientos necesarios para desempeñar esa función, pues posee título académico que así lo acredita. Además, expusieron que se había realizado una reducción de coste en dicho cargo, pues la anterior cargo de confianza recibía 40.000€ anuales.

La aprobación de compatibilidad del concejal de Urbanismo, el punto más polémico

El punto más conflictivo del pleno, fue la aprobación de compatibilidad del cargo de concejal de Urbanismo, Cándido Guerra, con el ejercicio de su actividad profesional como abogado.

El Psoe presentó un informe de la secretaría del Ayuntamiento donde exponía que no hay incompatibilidad en cuanto a la realización de sus funciones de concejal con el desempeño de su actividad profesional.
El Partido Popular sin embargo, explicó que no es posible que el concejal de Urbanismo desempeñe funciones en un buffete de abogados, pues este hecho podría llegar a influenciar decisiones que se tomen como cargo público. Criticaron a su vez, que “un abogado por las mañanas estuviera en el Ayuntamiento como concejal de Urbanismo y por las tardes como abogado en el mismo ámbito”.


El Psoe por su parte explicó, que Cándido Guerra es abogado generalista y que en dicho buffete de abogados, no había realizado ningún trabajo. Continuó la portavoz socialista explicando que, no hay mejor candidato para dicho puesto que un abogado que trabaja en ese ámbito.
Además, Arancha aclaró que, al tratarse de un trabajador autónomo, no tenía la posibilidad de solicitar una excedencia. Concluyó su alegato, aceptando la solicitud hecha por Velázquez de pedir un informe al colegio de abogados para verificar que no se concurría en un posible delito.

Juan López renuncia al cargo de concejal

Durante los ruegos y preguntas, Juan López, líder de Cs Seseña, renunció a su cargo como concejal debido a incompatibilidades con su profesión.

Ariza alza la voz durante la intervención de David Sánchez

El ambiente del pleno se encontraba enrarecido por las declaraciones que el secretario general de En Seseña Podemos, Manuel Ariza, había realizado para este medio. De hecho durante el pleno, la alcaldesa Fernández, tuvo que llamar al orden varias veces a Ariza, que se encontraba en la sala con un atuendo reivindicativo, camiseta morada de Podemos y tirantes a juego, por intervenir sin haberle dado la palabra, exigiendo a IU que explicasen el cambio de nombre del grupo municipal.

Además, el Partido Popular aprovechó varias de sus intervenciones para llamar al grupo de Unidas Izquierda Unida Podemos, tránsfugas. Para, en el momento de ruegos y preguntas, solicitar a Socorro, líder de dicho grupo, que diera una explicación sobre esta polémica.
Socorro por su parte, instó a “los populares” a desistir esa forma de denominarles, pues les pondrían una querella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *