Los hosteleros de Seseña en pie de guerra

La crisis provocada por el Covid-19 sigue pasando factura. Las medidas acordadas por el Gobierno regional han hecho mella en uno de los sectores más castigados: la hostelería.

Las últimas medidas excepcionales impuestas por Castilla La Mancha a los municipios de Illescas, Seseña, Ugena y Yuncos para hacer frente al Covid-19, han provocado el descontento del sector de la hostelería y la restauración. 


“La medida de prohibir la entrada en los bares y restaurantes en estos municipios supondrá la pérdida de miles de puestos de trabajo, así como la ruina del sector hostelero”, explicaban desde la Unión de Profesionales Autónomos de Castilla La Mancha.

Estas medidas, que tendrán una duración de 14 días a partir de su publicación, pueden llegar a prorrogarse hasta 28 días en función de la evolución epidemiológica de la enfermedad.

Reunión en el ayuntamiento

Es por ello, que un grupo de hosteleros de Seseña han decidido mantener una reunión con la alcaldesa, Silvia Fernández, para exponer sus preocupaciones y quejas ante lo que catalogan como “una situación insostenible”, que va a provocar “el cierre de muchos negocios”.


Una de las quejas más repetidas es la discriminación que sufren respecto a otras localidades de alrededor, principalmente de la Comunidad de Madrid, que tienen restricciones más leves manteniendo la apertura de sus negocios tanto en el interior como en el exterior. “Todos los contagios que hay nos dicen que es por la cercanía a Madrid y sin embargo nosotros somos los que cerramos y el resto de pueblos cercanos, no. Es un verdadero atraco”, asegura el responsable de uno de los bares afectados, que lamenta que se considere a la hostelería y restauración, como los “culpables de los contagios”. 

Asimismo, este grupo de hosteleros del municipio, exigen al Ayuntamiento de Seseña, que “den la cara por nosotros, que luchen por nuestros derechos y no acepten medidas que no sean equitativas para todos igual. No queremos que nuestros mandatarios se callen y admitan todo lo que se les mande”, concluye, no sin antes adelantar, en la creación de una asociación de hosteleros en Seseña para defender sus derechos y exigir responsabilidades por las perdidas que van a sufrir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *